La masturbacion

28 03 2007

La masturbación, o autoestimulación, es probablemente la principal actividad sexual de la raza humana; posiblemente hay más gente que se masturba que gente que realiza otro tipo de prácticas sexuales.

Puede que los chicos sean más abiertos sobre este tema que las chicas, pero no es cierto -como muchas veces se cree- que las chicas no se masturban. Las chicas sí se masturban, aunque puede que no hablen tanto de ello.

La masturbación es una forma de descubrir lo que te gusta. Es una forma eficaz de conocer tu cuerpo y de aprender cómo responde. Saber lo que te gusta y poder comunicarlo forma parte de un proceso de aprendizaje que te permitirá disfrutar más de tu sexualidad, y compartirla con otras personas.

La masturbación no tiene riesgos ni presiones. Es el sexo seguro por definición: no puede haber embarazo ni hay riesgo de contraer enfermedades; como se hace solo, no hay vergüenzas, miedos ni presiones por si “tengo que hacerlo o no” o por si “lo haré bien o no”.

Por otra parte, la masturbación puede -y suele- darse también dentro de la pareja. De hecho, puede ser una buena forma de mostrarle a tu pareja lo que te gusta. Hay gente que se excita viendo cómo otros se tocan.

Sin embargo, tampoco pasa nada si no te masturbas. Hay quien no empieza a masturbarse hasta ser bastante mayor; otros nunca se animan. Y no por ello les pasa nada raro. En este tema, lo que decidas, lo que te haga sentir bien, es lo bueno.

La masturbacion Femenina:

Prácticamente cualquier parte del cuerpo es susceptible a provocarnos un orgasmo si la estimulamos convenientemente, pero el clítoris es la puerta hacia el clímax asegurado.

body

 

La represión sexual que han vivido durante muchos años las mujeres las ha conducido a  buscar otras zonas de su cuerpo en las que recrearse para obtener placer sexual en solitario sin tener que centrar su empeño en los genitales.

Acariciar los senos, la parte interior de los muslos, la tripa o las manos puede resultar tan placentero para algunas mujeres como estimular directamente el clítoris. Aún así, este es la fuente de placer por excelencia a la que no se puede renunciar.

La mejor forma de masturbación femenina es la estimulación directa del clítoris con los dedos. Para calentar motores se puede empezar acariciando los pezones a la vez que se presiona el pubis, y se imprimen movimientos hacia arriba y hacia abajo en la zona del Monte de Venus.

Después se pasa a estimular los labios menores e intercalar movimientos rotatorios o de frotación con pequeños golpecitos o incluso pellizcos en el clítoris, sujetándolo entre dos dedos. Cuando ya casi se está a punto de llegar al orgasmo, introducir los dedos en la vagina para notar las contracciones de sus músculos puede incrementar la sensación de placer.

El 80% de las mujeres se masturban alguna vez en su vida. Muchas descubren así mejores formas de llegar al orgasmo durante el coito e incluso experimentan orgasmos múltiples. Y es que conocer los mecanismos del propio cuerpo es la mejor manera para disfrutar el doble del sexo en pareja.

La Masturbación Masculina

Para los hombres, la masturbación es el acto de estimular manualmente el pene para producir placer. Para los adultos y adolescentes más grandes, la masturbación generamente termina con la eyaculación, en la cual el líquido que contiene los espermas, sémen, es expulsado desde el pene. La eyaculación usualmente es acompañada por el orgasmo, el cuerpo entero lo siente (para la mayoría de la gente), es tan poderoso y placentero que no se puede comparar con ninguna otra sensación que el cuerpo humano pueda experimentar.

¿ Por qué masturbarse ?

Además de sentirse tan bien, masturbarse alivia la tensión sexual que aumenta naturalmente con el tiempo. Todo hombre en su adolescencia se ha puesto “caliente”, en cuyo estado su mente se ve invadida por pensamientos eróticos. Este es un proceso natural: tus órganos sexuales producen y acumulan el semen, y tu cuerpo responde causando que tu quieras eyacular el semen para hacer lugar para más. Uno de los modos en que esto sucede es a través de las emisiones nocturnas o “sueños húmedos”, una eyaculación mientras duermes. Otra manera es a través de la masturbación, donde estimulas el pene para engañarlo con el pensamiento de que tu estas copulando.
Es importante aclarar que a pesar de lo que puedas haber escuchado (ya sea por rumores de tus amigos o por gente adulta), la masturbación es completamente segura. No afecta el tamaño del pene ni tu habilidad para producir una erección o tener hijos más adelante.
La edad de iniciación Si puedes leer esto, eres lo suficientemente mayor para masturbarte! Sin embargo, puedes ser demasiado joven para eyacular. La mayoría de los chicos comienzan a eyacular sémen cuando tienen entre 12 y 15 años, aunque algunos lo hacen más temprano o más tarde. Puedes masturbarte e incluso tener orgasmos antes de ser los suficientemente mayor como para eyacular. Sin embargo, para la mayoría de los hombres, se produce una mayor sensación en los orgasmos cuando son acompañados por la eyaculación de una buena cantidad de sémen.

¿ Hay algo fisicamente malo en masturbarse ?

Absolutamente nada! Años atrás era comunmente creído que la masturbación causaba ceguera, locura, palma de la mano peludas, u otros desordenes, pero aún en aquellos tiempos como ahora, masturbarse fue extremadamente común. Todos estas creencias han sido refutadas por la ciencia moderna, aunque aún hoy esos rumores y mitos persisten. (Si esas historias fueran verdaderas, el mundo estaría repleto de gente ciega, loca y con las palmas peludas!) La masturbación no es “de enfermos”, no es solamente para los homoxesuales, no es

¿ Soy un perdedor si me masturbo ?

Por supuesto que no! Probablemente has oído a alguien decirle a otro algo como “pajero” o un término similar como insulto, o escuchado a alguien alegar que él no necesita masturbarse porque él tiene sexo “real”. Todo eso es un montón de basura! En cada caso como este, la persona que lanza tal insulto actualmente se masturba, siente culpa por ello, y luego utiliza su insulto para hacer sentir culpables a otros. Esto es un perverso círculo vicioso que consigue de todos un sentimiento de culpa sobre esta maravillosa cosa que nuestros cuerpos pueden hacer. El círculo puede detenerse solamente cuando caes en la cuenta que casi todos se masturban, incluso el hombre adulto que tiene todo el sexo “real” que quiere. Cuando puedes decir que te masturbas y te sientes orgulloso de ello (aún si solamente te lo dices a ti mismo), te das cuenta que los verdaderos perdedores son aquellos que se mienten a sí mismos y a otros!

¿ Cuánto es lo normal ?

No hay una frecuencia “normal” de masturbación, puedes masturbarte tanto como quieras. Lo peor que puede pasar es que tu pene se torne un poco sensible (frota de igual manera cualquier parte de tu cuerpo y pasará lo mismo). En cualquier grupo de adolescentes, algunos se masturban varias veces al día, otros una vez al día o solamente una o dos veces a la semana o menos. También hay unos pocos que nunca lo hacen, ya sea porque no tienen el deseo, o porque por alguna razón ellos no piensan que la masturbación es saludable y tienen el control de resistir al deseo.

Algunas técnicas de masturbación Muchos hombres descubren la masturbación por accidente, cuando un día ellos están frotando sus penes y sienten algo tan bueno que no quieren detenerse hasta que tienen un orgasmo. Pero hay varias maneras para hacerlo más disfrutable.

Habrá veces donde sentirás una necesidad muy fuerte de masturbarte justo cuando no es conveniente hacerlo. En este caso podrías eyacular tan rápido como sea posible, quizás en el cuarto de baño. Eso está bien -pero deberías saber que masturbarse, como el sexo entre 2 personas, es mucho más placentero cuando puedes relajarte y tomarte el tiempo necesario.

Algunos tipos se masturban acostándose boca abajo y frotando sus penes contra la cama. Una técnica más común implica acostarste boca arriba y frotar el pene con una mano (o las dos). En esta posición, cuando eyaculas, el sémen terminará sobre tu pecho o estómago, de manera que será fácil limpiarlo. (Probablemente quieras levantarte o quitarte tu pijama, camisa o remera, para que el sémen no termine allí, y también quieras tener un trozo de papel higiénico o papel de cocina para poder limpiarte.).

Toda sesión de masturbación exitosa comienza con una erección que ocurre cuando tu pene se llena con sangre hasta el punto en que se hace lo suficientemente largo y duro para manosearlo. Obtener una erección generalmente es tan fácil que con solo tener pensamientos sexuales y frotar tu pene lo conseguirás. Si estas en la adolescencia, o si no has eyaculado por un tiempo, probablemente no tendrás que hacer ninguna cosa para obtener la erección!

Una vez que tu pene ha alcanzado su lungitud y dureza máxima, sujétalo y frótalo a lo largo a una velocidad constante. Esto simulará lo que se siente al mover tu pene hacia adentro y hacia afuera de la vagina de una mujer, que es lo que sucede durante el coito.

A continuación hay 4 maneras básicas de sujetar el pene que puedes probar. En realidad son sólo puntos de inicio; es importante para ti que practiques pequeñas variaciones de ellas, lo que te permitirá optar por las técnicas que mejor te hagan sentir.





La primera vez…

28 03 2007

El tema de la virginidad es un poco complicado. Normalmente se entiende que alguien es virgen cuando no ha realizado nunca el coito, es decir, la relación sexual con penetración del pene en la vagina. Esto puede producir confusiones porque ¿es virgen quien ha mantenido prácticas sexuales como el sexo oral o anal, por ejemplo, pero no el coito? ¿Las lesbianas que nunca han tenido una relación con penetración, son siempre vírgenes?

La primera vezOtras veces se dice que la virginidad exige que el himen esté intacto. Según esto, la virginidad es sólo cosa de chicas. Los chicos nunca son vírgenes. E incluso respecto de las chicas, pueden surgir confusiones: si una chica tiene el himen ya un poco desgarrado por el borde, aunque no haya tenido ninguna relación sexual (por ejemplo, por un golpe, o por ir en bici; aunque no es corriente) ¿ya no es virgen?

Estos conceptos de virginidad se basan en la creencia de que la relación sexual tiene que implicar necesariamente la penetración y en la creencia de que la persona tiene más valor si no tiene experiencia sexual. Esta mentalidad ha cambiado. En realidad, el concepto de virginidad tiene poca importancia hoy en día. Lo importante es que la persona disfrute de su sexualidad, y realice en cada momento las prácticas que desee, con quien desee realizarlas y tomando siempre precauciones para no sufrir. Así que, ¡no te obsesiones con el tema de la virginidad! Este tema tiene la importancia que TÚ quieras darle. Y esto quiere decir también, naturalmente, que las opciones que pasan por considerar la virginidad como un valor, también son respetables, siempre que sean libremente elegidas y asumidas, y no impuestas por terceros.

¿SE SANGRA LA PRIMERA VEZ?

Esto no tiene por qué ser así. Esta creencia estaba asociada a la rotura del himen. Por eso se decía, también, que si la chica no sangra la presunta primera vez, es que realmente no es virgen. Sin embargo, el que sangres un poco o no depende de cómo esté tu himen, de su rigidez, de su abertura y de si no se ha roto ya (el himen puede sufrir pequeños desgarros en el borde por diversas situaciones cotidianas). Puede que no sangres nada, o que sangres un poco, y esto no quiere decir que no seas virgen.

¿DUELE LA PRIMERA VEZ?

Es una creencia muy extendida entre las chicas. El dolor normalmente viene del miedo, el desconocimiento y la falta de información. Si estás tensa y nerviosa, los músculos de la vagina estarán contraídos y pueden dificultar la penetración. Cuanta más confianza y comodidad sientas con tu pareja, más relajada estarás y los músculos de tu vagina estarán distendidos. Si quieres puedes usar un lubricante para facilitar la penetración, pero recuerda que si no estás tensa, la primera vez no tiene porqué ser dolorosa.

(tomada de http://www.coruna.es/cmij/sexualidad/sobre_virginidad.jsp)








Follow

Get every new post delivered to your Inbox.